Apple acaba de declararle una demanda a la compañía de procesadores móviles Qualcomm por la suma de mil millones de dolares por maniobras anticompetitvas.

Aunque sea mas conocida por sus procesadores y módems, Qualcomm hace la mayor parte de sus ingresos a base de licencias de patentes. Y esta semana la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC) ha acusado a la compañía de poner precios excesivos a sus módems.

Los módems de Qualcomm son esenciales para mantener el estándar de calidad en los dispositivos móviles. Por lo que estos deben ser licenciados en condiciones justas, razonables y no discriminatorias. Sin embargo, y según la FTC, Qualcomm estaba forzando a sus clientes a usar los módems de la casa cobrándoles una tarifa desproporcionada por las patentes si optaban por el producto de la competencia, lo que hacía que para el cliente fuera siempre más caro comprar el módem del competidor.

Qualcomm negó estas acusaciones apelando a que estas estaban basadas en ideas erroneas sobre la industria. Sin embargo, Apple colaboró con las autoridades explicando los detalles de un acuerdo de exclusividad que mantenía con Qualcomm gracias al que obtenía descuentos por las patentes. El acuerdo terminó el año pasado y por eso el iPhone 7 es el primero que usa también módems de Intel.

Comentarios

comentarios