El Videojuego como medio artístico-Parte 1: La importancia de llamarse From Software

Qué es lo que necesitas para considerar a un juego bonito? Sus gráficos? O algo más grande e importante que eso?

En antaño, los desarrolladores se mataban para que las limitaciones técnicas no arruinaran sus obras ni la visión que ellos tenían para llevar a cabo esta, los antiguos motores que utilizaban no podían hacer mucho como para que un juego se viera bien… pero bonito? Eso es otro tema, existen juegos de las generaciones pasadas que bailan con la perfección visual, sin que necesiten verse realistas, ni anti-aliasing o sombras dinámicas, no, solo era necesario que se pudiese contar una historia.

Mucho a cambiado desde entonces, y aunque los jugadores hayan crecido, y nuestro amado medio haya hecho lo mismo, hay aún muchos que no le toman el verdadero valor a lo que hace realmente bonito a un juego.

Que un juego se vea bien o realista, es fácil con las tecnologías que hay hoy en día, nada más usas el unreal engine 4 y tienes tu juego mata patatas, pero hace falta mucho más para que sea realmente bonito, y hay varias desarrolladoras que saben de el tema, pero hay una que ha dejado una huella en toda la industria por su dedicación en el tema… y esa es From Software.

A lo largo de su existencia se han hecho un hueco en los corazones de los jugones a pesar de no tener tantos juegos muy conocidos en su haber, a diferencia de Ubisoft por ejemplo, From Software ha logrado crear una de las sagas más hermosas de toda la industria, la saga Bloodsouls (si, lo sé, Bloodborne no es de la saga Souls estrictamente, pero vamos que podría decirse que son primos lejanos), y a pesar de estar en el 2019, sus entregas siguen siendo de lo mas bello visualmente que hay hasta la fecha.

Si se hace una comparación con otra desarrolladora como por ejemplo Ubisoft, y tomamos los dos últimos juegos que salieron al mercado de una de sus sagas más importantes: Assassin`s creed, y los comparamos con los dos últimos de la saga Bloodsouls, y aunque puede que los juegos de Ubi se vean mejor en cierto modo, o que sean bastante más grandes en cuanto escala, y que una saga es bastante más accesible que la otra… pero, al igual que las películas de Michael Bay, no porque se vea mejor, va a ser mejor, y los dos últimos títulos de la saga de Ubisoft están a años luz de ser realmente bonitos, o destacados visualmente en una industria que cada vez de esfuerza menos en darle identidad a sus obras… a diferencia de From Software,  la cual convirtió un pueblo en decadencia y lleno de monstruos horribles, en algo bello, o que hizo de una ciudad maldita gobernada por un pontífice demente, algo hermoso… no exagero al decir que Irithyll es, en la opinión de este simple redactor, uno de los lugares más maravillosos en la historia de los videojuegos, y si, estará vacío y mal aprovechado, pero es sin duda bonito.

From software ha logrado sin duda alguna una saga extremadamente influyente, la cual posee un gran número de fans alrededor del mundo, pero es esta enfermiza atención al detalle la que hace grande a la empresa, y a Hidetaka Miyazaki y toda su crew en putos genios.

El arte, en su mejor expresión, es una ventana a algo muy grande, algo que viene del esfuerzo y la dedicación de aquellos artistas detrás del telón, y eso son los videojuegos, arte, y es por este mismo hecho que debemos dejar de preocuparnos por minucias al momento elegir cuál será el siguiente juego en nuestras bibliotecas, y empezar a apreciar esos pequeños detalles de inmensa calidad,y dejar de hacer comparaciones estúpidas sobre frames o resoluciones, ya que si seguimos asi EA, Ubisoft y todas esas empresas empeñadas en entregar obras a medias y masticadas van a ganar, si algo aprendimos de la segunda guerra, no dejaremos que los malos ganen.

Comentarios

comentarios

YouTube

Newsletter