Europa confirmó su predicción de favorita, y Epsilon se convirtieron ayer por la noche en los campeones del mundo de SMITE, cuyo mundial se celebró durante el pasado fin de semana en Atlanta, con sede en el Cobb Performing Arts Centre.

Epsilon esports se llevó una final de forma rápida y directa, 3-0 contra los canadienses Enemy, los cuales llegaban a la final de forma inesperada por ser un equipo que había clasificado a última hora y con bastantes cambios en los últimos meses por la falta de resultados.

Por el otro lado, Epsilon esports venían de barrer con todo durante la Europea Smite ProLeague (SPL), y el mayor escollo lo tuvieron en semifinales del torneo contra el otro gran favorito, Cloud9, a quien derrotaron por un ajustado y emocionante 3-2. El ganador se ha llevado la cantidad de medio millón de dólares a sus bolsillos.

Comentarios

comentarios