La fragmentación es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el sistema operativo Android, característica de él; y que sin embargo no afectan a otros como iOS. La fragmentación es el gran abanico de versiones de Android que tienen instaladas los dispositivos; ya que, como sabemos, habitualmente las nuevas versiones de Android sólo se lanzan para la alta gama o algunos dispositivos de marcas específicas, dejando olvidados al resto. Pues bien, hoy os contamos cómo Android Nougat podría acabar con ella.

Evidentemente no todos los usuarios tienen Nexus o dispositivos de alta gama, lo que con lleva a que sean muy pocos los usuarios que tienen el privilegio de poder disfrutar de las versiones de Android según salen. Poniendo un ejemplo: hace unos meses se lanzó Windows 1o, una nueva versión del sistema operativo de Bill Gates. Justo en ese momento, millones de dispositivos de todas las marcas, formas y colores comenzaron a actualizarse en masa. Por el contrario, el pasado 5 de octubre se lanzó Android Marshmallow y a día de hoy (julio de 2016), Android Nougat, sólamente el 13% de los dispositivos son los privilegiados que han podido recibir Marshmallow.

¿A qué se debe la fragmentación?

Android es un sistema operativo de código abierto. En este sentido, es mucho más flexible y permisivo con las marcas que lo implementan, permitiendo que realicen modificaciones en mayor o menor medida del software, dando lugar a que cada marca lo personalice a su gusto y llegue incluso a crear otro sistema operativo que mucho dista de lo que se conoce como Android.

Fragmentación

Es decir, la culpa no es de Android. Cuando se lanza una actualización, evidentemente se lanza diseñada para Android puro. Si las marcas quieren lanzarla para sus dispositivos, deben realizar las modificaciones pertinentes para darle su imagen de marca, lo que aumenta considerablemente el coste de llevar la actualización a todos los dispositivos y ocasione que no sea rentable si no es un smartphone de gama alta. Los Nexus, por el contrario, no tienen este problema, ya que como no están personalizados, no conlleva ningún sobrecoste actualizarlos.

¿Qué hará Android Nougat?

Android Nougat podría ponerle fin a esta fragmentación. Un rumor bastante extendido es que Google podría premiar a los fabricantes que actualizaran sus dispositivos y castigar a los que no lo hicieran.

Esperamos sus opiniones en los comentarios.

Comentarios

comentarios