Aunque de primera instancia pudo interpretarse como una modalidad de Call of Duty: Modern Warfare equivalente a Blackout, Geoff Smith, director de diseño de Infinity Ward, ha confirmado que Warzone es, en realidad, un juego independiente que evolucionará junto con nuevas entregas de la franquicia.

Como parte de una entrevista con Games Radar, Smith dijo que Warzone

«fue diseñado, desde el comienzo, como un juego individual. Mientras el juego siga actualizándose, evolucionará y se unirá a otros juegos del universo Call of Duty.»

Buenas noticias para quienes han convertido a Call of Duty Warzone en su juego principal y malas para quienes esperan que el título deje de depender de descargas frecuentes. «Es extremadamente importante para nosotros que el juego siga evolucionando”, continuó Smith. «Desde el comienzo, hemos apuntado a entregar formas nuevas y diferentes de diversión para los fanáticos en ambos, Modern Warfare y Warzone.»

Aunque no ha habido aún una transición completa hacia otra entrega de la franquicia, Warzone ha dado indicios de su flexibilidad con algunos huevos de Pascua y, próximamente, la transformación de su estadio, así como la inclusión de un tren de carga. Asimismo, el juego ha servido como lienzo para progresar el lore de Modern Warfare y se esperaría lo mismo para otras sagas de la serie.

Las declaraciones se dan en el marco del arribo de la Temporada 5, misma que debutará esta noche y vendrá acompañada de una nueva y pesada actualización; sin embargo, Infinity Ward insiste en que los parches realmente están reduciendo el peso total del juego y han añadido funciones para desinstalar algunos de sus componentes. Asimismo, podemos confirmar que a partir de esta mañana, el estudio permite precargar las actualizaciones.

Entretanto, los fans siguen esperando por el anuncio de Call of Duty 2020, el cual viene con un rezago de varios meses, pero se especula que debutará a tiempo.

Comentarios

comentarios