El esperado parche 1.5 de Stardew Valley ya está disponible para los jugadores de PC. Esta actualización gratuita añade un montón de opciones y contenido nuevo, como el cooperativo local.

Algunas de las opciones son un tipo de granja nueva – ubicada en la playa de la isla – y un menú de opciones avanzadas que permiten modificar determinados aspectos del juego original. Además, se añade el modo cooperativo a pantalla partida.

Entre estas opciones nos encontramos la posibilidad de activar misiones avanzadas del centro de comunidad, recompensas de minería, distintas posibilidades para regular la aparición de monstruos en la granja, y un botón que podemos activar para garantizar que podemos completar el juego durante el primer año.

«Ahora mismo, en Stardew Valley, hay un lote – misiones que nos requieren una cantidad concreta de objetos concretos a cambio de recompensas determinadas que nos ayudan a completar el juego – que requiere que obtengamos una lombarda, que no puede obtenerse durante el primer año de juego salvo por una oportunidad aleatoria en el Carro Ambulante.» explicó Eric Barone, el desarrollador del juego. «Seleccionando la opción de «completable durante el año 1″ los jugadores pueden asegurarse de que las semillas de lombarda aparecerán durante el primer año.»

También podemos elegir entre unas versiones nuevas de estos lotes, o mantenerlas igual que siempre.

Estas opciones estarán disponibles, eso sí, únicamente cuando creemos una nueva granja, y no pueden volver a modificarse una vez empecemos la partida.

Por otro lado, respecto al nuevo escenario, podemos confirmar que no habrá que preocuparse por el ganado, ya que la hierba podrá crecer en la arena. No obstante, Barone también ha explicado que los aspersores de agua no pueden instalarse en este terreno, así que habrá que regar a mano.

«A la vieja usanza» cuenta Barone en un tweet. «Sé que puede ser controvertido, y por eso aviso a todo el mundo antes de tiempo. A mí me gusta regar a mano. Y, si jugáis durante toda la actualización, al final quizás os deis cuenta de que, en contexto, la restricción no está tan mal.

Comentarios

comentarios