Es extraño pensar que hace algunos años los videojuegos se veían como algo pasajero, pero a cada año que pasa estos logran expandir su público hasta ser una de las industrias que más éxito ha tenido en los años recientes, pero con ese crecimiento, también vienen sus decadencias.

Existe un factor que es crucial al momento de que un videojuego vea la luz del día. Un factor que no suele ver los reflectores de la prensa a menos que sea por temas legales, y ese factor son a quienes que los hacen posibles. como todos saben, los videojuegos son programas hechos por un grupo grande o pequeño de individuos que se dedican a crear, escribir, programar, animar, filmar y muchas otras tareas que hacen que podamos tomar el mando o el mouse para poder disfrutarlos en la comodidad que deseemos. Pero estos individuos no suelen estar en portadas o artículos a menos que se llamen Bruce Straley, Hideo Kojima o Keiji Inafune , pero no por ello tienen poca importancia, aunque para algunos ejecutivos, esto es, en realidad, un hecho.

En la industria existe un término que se conoce como “Crunch”, el cual se define como: un aumento repentino de las horas de trabajo, llegando incluso a las 20 horas diarias. esta crisis se extiende durante días, semanas y, en algunos casos, meses. Durante el Crunch, los desarrolladores definen una agenda basada exclusivamente en el trabajo, limitando necesidades vitales como ir al baño, comer o pasar tiempo con la familia y amigos. Gerard Álvarez, responsable de comunicación y prensa de Estudio Ábrego, define el Crunch como “momentos de mucho estrés y de frustración que te obligan a descuidar tu vida personal y tu descanso”. A corto plazo, ayuda a culminar los proyectos antes. A la larga y en lo humano, es un virus con potencial para infectar y aniquilar a la industria.

Esta poco saludable práctica es una de las peores pesadillas de un desarrollador, y el que esto suceda es, lamentablemente, muy común hoy en día; En algunos de los videojuegos más importantes de los últimos años se hizo presente esta práctica durante su desarrollo, dejando como resultado obras que dieron de que hablar, pero no por las razones que debería. sin ir mas lejos, uno de ellos fue Red Dead Redemption 2.

Este galardonado videojuego lanzado el 2018 y desarrollado por Rockstar Games es una de las IP que padeció de Crunch durante su producción, lo que ocasionó en cientos de trabajadores horas de cansancio no remunerado con presiones viniendo directamente de los directivos de la empresa, con el objetivo de poder sacar el juego a tiempo para el deadline, y con esto ocasionando que sus empleados estuvieran muchas mas horas de las indicadas retocando cada uno de los detalles del juego hasta llegar a un nivel de mimo enfermizo… todo esto a costa de sus empleados, aquellos individuos que crean desde los cimientos una obra tan importante como lo es Red Dead Redemption 2.

Por su puesto, esta no es una practica ajena al mundo laboral contemporáneo, y seguramente donde trabajas igual sucede, pero no deja de ser un hábito negativo que debe señalarse, y a esto voy a el último punto: la prensa.

Red Dead Redemption 2 fue un éxito rotundo. entre sus excelentes notas y los numerosos premios, esta entrega se posiciona como uno de los mejores videojuegos de la historia, pero ¿vale la pena obtener este resultado a costa del Crunch? La prensa oficial obviamente piensa que sí, los ejecutivos de Rockstar también, y lo han dicho públicamente, pero tú como consumidor ¿apoyas estas prácticas?

Por supuesto, Red Dead Redemption 2 no es el primero ni el último en sufrir de Crunch durante su desarrollo, y en juegos como The Last Of Us 2 también se hizo presente esta práctica. Y aunque mucho se ha dicho sobre este juego, el Crunch es de lo menos mencionado, y la prensa y los “gamers” se molestaron más por los músculos de Abby que por los malos tratos a los empleados dentro de Naughty Dog.

Está de más decir que cuando hablo de decadencia lo hago a un nivel que no tiene que ver ni con notas ni con números de ventas. Tampoco en cuanto a popularidad o calidad general. Lo hago desde un punto de vista de un factor especifico, en este caso el Crunch, y digo que es decadencia ya que el Crunch es una practica relativamente nueva en la industria de los videojuegos, y si se sigue de esta manera, podríamos llegar a ver como nuestra amada industria cae en el mismo agujero que tantas otras, dejándonos obras manchadas con el sufrimiento de quienes la crearon.

Comentarios

comentarios