The Last of Us Parte II es uno de los lanzamientos más esperados de 2020 para PlayStation 4. Lamentablemente, quienes estaban esperando con ilusión el juego han visto amenazada su experiencia tras publicarse en Internet información calificada de spoiler que revelaba datos importantes de la trama. En primer lugar, se dijo que esto era fruto de la ira de un exempleado de Naughty Dog, pero el estudio lo ha negado recientemente.

Naughty Dog niega que el culpable sea un exempleado

Todavía no se ha confirmado quiénes son los responsables de estas filtraciones, aunque la investigación sigue. No obstante, Jason Schreier, editor de Kotaku, ha indagado también sobre el tema hablando con diversos empleados de Naughty Dog, junto con gente que posee información directa de las filtraciones.

Schreier afirma que los responsables de las filtraciones accedieron a la información utilizando la brecha de seguridad de algún videojuego antiguo del estudio. Kotaku respalda estos hechos mediante las declaraciones de alguien que se hace llamar Pixelbutts y que detalló en Twitter todo el proceso con pelos y señales. Según describe, fueron los agujeros de seguridad encontrados en la primera entrega de The Last of Us y Uncharted 3 lo que provocó todo esto.

Captura del hilo de twitter antes de ser borrado junto a la cuenta del autor

«No fue demasiado difícil pensar que el servidor de TLOU1 tendría material TLOU2», dijo en un hilo de Twitter. Además, este usuario sostiene que no está del todo descartado que parte de la culpa sea de un empleado de Naughty Dog añadiendo que «hay mucho que discutir todavía sobre ello».

Comentarios

comentarios