Los videojuegos y el cine

El cine, ese hermoso arte el cual ya cuenta con varias canas, desde que empezó como se debe por allá en los años 1902 con “La vida de un bombero americano” por Edwin S. Porter, no ha dejado de entregar calidad, y aunque hayan bazofias de todas las categorías, cada año que ha pasado ha salido una buena película, y es de agradecer que desde que inició haya ido evolucionando con el pasar de el tiempo, ya sea mejorando las tecnologías o con las formas de montar el propio filme, y como todo buen arte, toma ideas de los otros para completarse, ya sea de la música o la narrativa literaria o secuencial, asimismo los videojuegos le han robado al cine en muchas ocasiones, pero esto es innecesario? Teniendo en cuenta que son dos artes diferentes?…

El decimo arte ya lleva su tiempo entre nosotros, no tanto como el cine por supuesto, pero tiene un par de décadas, y este ha ido evolucionando como también el cine lo hace, pero a diferentes niveles y categorías, ya que su forma de expresión es diametralmente distinta al séptimo arte, pero, de todas formas ha tomado mucha inspiración de esta, para bien o para mal.

Existen ejemplos en los videojuegos tan reconocibles como queridas que toman como inspiración al cine, y sea la saga Metal Gear, Uncharted, Assassin’s Creed, Call of Duty, entre muchas otras, y la gran característica que los separe de ser una película, es cuando llega la hora de interactuar con la obra.

Los videojuegos son arte digital interactivo, y lo que realmente define al los videojuegos es la parte INTERACTiVA, ya que en una película cualquiera, nosotros tenemos 0 influencia en lo que le ocurra a los personajes, pero en los videojuegos, nosotros somos los protagonistas, y en la mayoría de juegos todo avanza por y para nosotros, por eso jode mucho que cuando estés en medio de la partida llegue un momento como el mítico: “presiona F para presentar respetos”, eso nos quita totalmente el control, si, nosotros presionaríamos esa dichosa F, pero no estamos haciendo nada como jugadores, ya que nos da igual la muerte de ese personaje ya que ni siquiera le dedicaron tiempo como para que llegáramos a preocuparnos por ese robot, pero el juego nos obligo a sentir algo, lo cual no estaba ahí, y esto no es interactivo.

El lenguaje cinematográfico lleva siendo usado en los videojuegos desde hace mucho tiempo atrás, pero no son demasiado los que lo utilicen mientras jugamos, ya que casi todos los utilizan solo en las cinemáticas, las cuales no son interactivas, a menos de que hayan quick-time events en ellas, pero de todas maneras estamos limitadísimos en las decisiones que pudiéramos tomar dentro de ellas, pero cuando llega el momento de tomar el mando o el teclado y ratón, y toca jugar, todo se resume en un tipo de ejecución, y esta se llama, dentro del cine, “plano secuencia”, este tipo de ejecución se basa en que todo pasa en una toma, o casi todo, dentro del cine pueden llegar a tener escenas desde 10 a 20 minutos sin cortar una sola vez, y esto refleja una situación especifica dentro del filme, pero en los videojuegos es utilizada en el gameplay, ya que son pocos los juegos que cambien de planos durante la acción, y si lo hacen, son antecedidos por una cinemática, la cual nos introduce a otro plano, como pasa en el videojuego de Deadpool, aquí el  gameplay va cambiando en ocasiones, puede pasar de ser en tercera persona a isométrica dependiendo de lo que a Deadpool se le ocurra, pero sigue siendo muy distinto a la característica que define al cine, el montaje.

El montaje es comúnmente utilizado en las cinemáticas, como ocurre en casi todos los videojuegos con cinemáticas, a excepción de un par que utilizan el plano secuencia en ellas, pero son muy pocos y a veces quedan peores, pero utilizar el montaje mientras se interactúa en la obra no es imposible, ahí esta Thirty Flight of Loving, una maravillosa obra de arte que tan solo dura 30 minutos, pero utiliza una narración sublime, ya que todos esos 30 minutos de juego, utilizan el montaje para contarse, y es una experiencia muy cinematográfica, pero de muy buena mano, ya que aporta a la narración misma un aire de emoción e intriga en ciertos puntos de la historia, y si, su trama no seria muy compleja, y la interacción en mínima, pero la estupenda forma de narrar lo  hacen más que destacable.

Metal Gear ha utilizado un lenguaje cinematográfico desde sus primeros títulos, y viendo como es Metal Gear Solid V, se ve cuales eran sus intenciones, al igual que Naughty Dog con The Last of Us, aunque mas que imitar al cine o robar sus formas, estos se adaptaron para integrarlo al medio de maneras gráciles y que de alguna forma u otra, nos hagan parte de esa narración, como ocurre en Metal Gear Solid 4, cuando Snake debe entrar al pasillo microondas, arriesgando su vida para lograr su misión, y el juego nos hace participe de ello, si, es muy lineal y cinematográfico, pero de otra forma no tendría el mismo peso en la trama y en nosotros.

Hay muy buenos juegos que utilizan de formas excelentes el lenguaje cinematográfico, como los hay quienes abusan de el de maneras indiscriminadas y de esta forma dañando la parte interactiva de la obra, lo que no tiene perdón es tenernos 20 jodidos minutos mirando cono tontos la pantalla mientras nos tienen aburridos con cinemáticas y capítulos en personas reales que ni siquiera están bien hechos… no es así Quantum break?

Comentarios

comentarios

YouTube

Newsletter