Al parecer, los usuarios que decidieron no actualizar a Windows 10 tendrán de manera involuntaria este sistema operativo descargado como actualización automática elegible, siempre y cuando tengan las actualizaciones activadas.

En The Inquirer, uno de los lectores hablo sobre el tema, diciendo que habría encontrado una carpeta de aproximadamente 6 GB con los archivos para la instalación de Windows 10, y que debido a esto cada vez que encendía su PC iniciaba la actualización.

Dado esto, The Inquirer solicito una respuesta de parte de Microsoft, la cual ratifico el hecho de que desde el lanzamiento el 29 de julio había iniciado este procedimiento en algunos computadores.

Esta sería una estrategia más para aumentar la cantidad de usuarios que usan este S.O. los que actualmente superan los 75 millones de dispositivos. una jugada no muy limpia por parte de la empresa de Bill Gates.

Actualmente no está claro si se puede eliminar de manera definitiva esta carpeta o se pueda prevenir que se descarguen de nuevo, restando la opción de actualizar el sistema.

 

Comentarios

comentarios