[REVIEW] ASUS ROG Strix GeForce 1080 8GB

Bienvenidos todos a esta primera review en colaboración con Asus, en esta oportunidad buscamos partir como se debe el 2017, y les traemos el monstruo de tarjeta gráfica, la ASUS ROG Strix GeForce 1080 8GB.

 

Especificaciones.

Dimensiones298 x 528 x 40 mm
InterfazPCI-E 3.0 X16
CUDA cores2560
Memory Clock10010 MhZ
Memoria8 GB
Interfaz de memoria256 bit
Conectores de poder1 x 6-pin, 1 x 8-pin
Tipo de memoriaGDDR5X
Sistemas compatiblesWindows xp (SP3) o superior, Mac OSX, Linux

Imágenes

En nuestro primer vistazo a esta tarjeta, podemos ver por su cara frontal, que es de un tamaño considerable y posee 3 ventiladores, los cuales los ventiladores de los extremos poseen el logo de ROG (Republic of Gamers) y el ventilador central el logo de Asus, junto a esto, tenemos la cobertura color negro, lo que da un aspecto minimalista y sobrio.

 

Al girar nuestra tarjeta podemos ver que el PCB esta cubierto por un Backplate, lo que nos protege los componentes sensibles del polvo y ayuda en la disipación del calor generado por la tarjeta.

En la imagen se puede observar el logo de Republic of Gamers en blanco, debajo de este los conectores de poder que van directamente desde la PSU, en el otro extremo, donde se encuentran los conectores de salida, podemos observar los contactos que permitirán realizar SLI para quienes buscan un rendimiento superior.

 

En la parte baja de nuestra GTX 1080 tenemos nuestros pines que quedan conectados al puerto PCI-E x16 de nuestra placa madre, en el lado derecho, donde se ubica una pequeña pestaña de seguridad para mantener nuestra tarjeta perfectamente conectada a nuestro puerto PCI-E, nos encontramos con el logotipo de Asus en un color dorado, al igual que los pines del pci-e

 

 

En el lateral superior nos encontramos con los conectores de poder, los cuales son los encargados de distribuir toda la energía necesaria para que esta tarjeta pueda funcionar como se debe y tenga un buen margen de overclock, bajo estos conectores, en la carcasa de plástico, vemos el logo de Asus Republic of Gamers, los cuales son controlados con iluminación RGB desde nuestra aplicación Asus Aura.

 

Siguiendo en la misma cara que nuestros conectores de poder, tenemos los conectores utilizados para nuestro puente SLI, lo cual nos permite comunicar entre múltiples tarjetas de video para poder llegar a un rendimiento superior.

 

En nuestros puertos de conexión hacia nuestros monitores, nos encontramos con un puerto DVI-D (tapado por seguridad), dos puertos HDMI 2.0 y dos Display Port, estos conectores soportan HDCP, junto a una pequeña rejilla de ventilación, la cual no tiene ningún diseño especial.

 

¿Cómo se ve instalada?

Una vez instalada nuestra tarjeta en la placa madre se nos iluminarán dos leds rojos, uno en cada conector de poder PCI-E, los cuales nos indicarán que es necesario colocar los cables para que esta pueda funcionar.

 

Una vez que conectamos uno de los cables de poder, nos dimos cuenta que el led ubicado sobre ese puerto, cambia de rojo a color blanco, esto sin duda alguna, es una pequeña ayuda para quienes no saben si conectaron bien el cable, pero que a los veteranos en esto será solamente una pequeña luz que nos indica que como siempre, lo hicimos bien.

 

Una vez conectados ambos cables y estos tienen energía, nuestros leds se apagan y quedamos listos para el uso, el logo de ROG en el backplate, de forma predeterminada viene en color rojo, al igual que todos los leds controlables en nuestra tarjeta.

 

Luces RGB

Una de las características más llamativas de esta tarjeta es su controlador de luces RGB, lo que nos permitirá darle una personalización mucho mayor a nuestro PC, esta iluminación RGB se controla 100% mediante software y puede ser configurado en distintas modalidades.

Todas estas configuraciones son las disponibles para la iluminación de la tarjeta, cabe destacar que nuestros leds RGB es capaz de mostrar hasta 6 millones de colores, lo que nos da una impresionante gama donde podemos elegir el que más se acomoda a nuestros requerimientos.

 

Como se observa en la imagen superior, tenemos todas las opciones para elegir, donde podremos colocar usando la rueda selectora del lado derecho el color que queremos y que tan brillante, de esta forma podremos tener el control completo del color y la intensidad que queramos.

 

Una vez elegido el color, el logo del lado izquierdo cambiará dependiendo del elegido y nos mostrará el efecto si es que así lo hemos configurado.

 

Un punto que nos hubiese gustado sería la capacidad de controlar los leds de forma independiente, ya que al elegir un modo o un color, este se aplica de forma completa a la tarjeta, sin poder elegir que leds queremos de un color o si deseamos que alguno este apagado.

 

 

Software

En el software incluido en la tarjeta, nos encontramos con el “GPU Tweaker II”, con el cual podremos elegir entre modo normal, OC, Gaming, silencioso o un perfil configurable completamente por nosotros.

En el lado izquierdo nos muestra el uso de la GPU en tiempo real, el uso de ventiladores y el voltaje aplicado a la GPU, en el lado derecho encontramos la temperatura, el porcentaje de Vram utilizado y la velocidad de la GPU, la cual puede ser cambiada usando el modo OC o realizando el overclock de forma manual.

 

en la pestaña de “Info”, nos encontramos con toda la información que puede resultar útil para nosotros, donde nos muestra la ficha técnica de la GPU, la versión de todos los drivers que necesitamos y la posibilidad de actualizar desde la misma aplicación

 

En la tercera pestaña de “Tools” nos encontramos con la posibilidad de abrir Xsplit Gamecaster, con el cual podremos realizar streaming o grabar mientras jugamos y entrar al control Aura, el cual es el controlador de las luces RGB que mostramos anteriormente.

 

 

 

Pruebas y benchmark.

Plataforma de pruebas

CPUIntel Core i7-6700K
MemoriaHyperX DDR4 2666 MhZ 2x8Gb
Placa madreMSI Z170 Krait Gaming
AlmacenamientoHyperX Predator m.2 240GB
Tarjetas de videoAsus ROG Strix GTX 1080 8GB
Nvidia GTX 1070
AMD RX 480

 

Para las pruebas siguientes, tanto en juegos, edición de video y benchmarks sintéticos, elegimos nuestro Intel Core i7-6700k junto a 16GB de RAM corriendo a 2666MhZ, ya que esta es una configuración típica dentro de la sexta generación de procesadores Intel Core, adicionalmente usamos un SSD HyperX Predator m.2 de 240GB que revisamos anteriormente y puedes ver Aquí, ya que es la mejor forma para eliminar caída de frames por carga de texturas y archivos requeridos a medida que se progresa en el juego.

Cada prueba fue realizada 3 veces para reducir al mínimo la variación entre resultados y la tasa de error mantenerla lo más baja posible.

 

Juegos

 

1080p – Ultra

 

Nuestra primera ronda de pruebas la hemos realizado utilizando una de las resoluciones más comunes actualmente, 1920 x 1080 pixeles, o Full HD, revisando los resultados encontramos que nuestra tarjeta aplasta en Grand Theft Auto V a la tarjeta más reciente de AMD, la RX 480, la cual comparte la misma cantidad de memoria que nuestra GTX 1080 pero a diferencia de esta última, la RX es memoria GDDR5 y la 1080 es GDDR5X.

Nuestra GTX 1080 llega rozando los 130 FPS en GTA V, uno de los sandbox más populares lanzados en los últimos años, este juego es conocido por tener una gran cantidad de interacción con el jugador y los detalles que pueden verse dentro y fuera de la ciudad, debido a esto, la RX 480 llega solamente hasta la mitad de los FPS que es capaz de producir la GTX 1080.

 

En Battlefield 1 la historia es muy parecida entre las tres tarjetas, lo que nos da a entender que este juego ha sido bastante bien optimizado para las nuevas tarjetas de video, las cuales sacan provecho del motor gráfico y entregan una sólida experiencia sin importar si estás del bando de AMD con la RX o de Nvidia con la GTX 1080 o 1070.

En Hitman la historia vuelve a cambiar un poco, ya que llegamos hasta sólidos 82 FPS con nuestra GTX 1080, este framerate es bastante decente, conociendo que este juego tiene bastante objetos cargados en un mismo lugar que normalmente es bastante cerrado, sin embargo, la RX 480 se acerca peligrosamente al framerate de la 1080, algo que nos deja preocupados ya que esta tarjeta de AMD está listada a solo US$200.

4K – Ultra

 

 

Ahora pasamos al terreno donde nuestra GTX 1080 debiese romper con toda la competencia, la resolución 4K.

Como se puede observar, en Grand Theft Auto V, a pesar de tener muchas interacciones entre el mundo y los NPC, la tarjeta las maneja bastante bien. llegando a unos sólidos 60 FPS, sin embargo, esperábamos mucho más para una tarjeta que fue anunciada para los entusiastas del 4K. Estos 60 FPS suelen variar, teniendo caídas de hasta 45 FPS y llegando por otro lado, hasta más de 70, todo esto dependiendo de la cantidad de movimiento, NPC, partículas e iluminación de cada escena.

En Battlefield 1 la historia es similar, ya que llegamos a unos 62 FPS, más que suficientes para disfrutar de una experiencia fluida y en calidad Ultra, al igual que en GTA V, dependiendo de las partículas e iluminación, algo que caracteriza a esta entrega de DICE, nuestro framerate tiene a variar en aproximadamente 10 FPS.

En HITMAN nos llevamos una sorpresa, ya que esperábamos que nuestra tarjeta destrozara el Framerate con 60 FPS o más, pero solamente llega a 49 FPS en promedio, rozando los 50, algo que no está del todo mal, pero esperábamos que fuese mucho mayor.

 

Benchmark

3D Mark 11 Extreme

Probamos la GTX 1080 en el programa de benchmark 3D Mark 11 Extreme.

Los resultados que encontramos fue un aumento de un poco más de 2300 puntos entre la GTX 1070 y nuestra 1080, y muy cerca de 6000 puntos más que la AMD RX 480, algo que nos indica que esta 1080 tiene una capacidad para mover calidades muy altas facilmente y con buenos framerates.

 

Temperaturas

Llegamos a una parte importante para quienes buscan cambiar su tarjeta gráfica, en esta comparativa nos encontramos con que nuestra 1080 Strix llega a unas temperaturas bastante buenas, ya que a pesar de ser unos pocos grados más caliente que la 1070 y RX 480, también tiene una menor temperatura que ambas bajo carga, esta temperatura de 68ºC está dentro de los parámetros normales para una tarjeta de video y que sin duda alguna nos ayuda a evitar el thermal throttling, de esta forma no tendremos caída de frames a medida que sube la temperatura.

Estos casi 70ºC son manejados de una forma bastante decente por los 3 ventiladores que posee nuestra tarjeta, además de funcionar estéticamente para darnos una sensación de que es mucho más grande, vemos su funcionamiento como corresponde, manteniendo unas temperaturas bajas y estables a la vez que nos encontramos jugando.

 

 

Conclusión

En conclusión tenemos que esta tarjeta sin duda alguna es para los más exigentes en término de los FPS y estabilidad, ya que nos entrega un gran rendimiento con temperaturas relativamente bajas, sin llegar a una disminución de potencia por temperaturas altas, ya que no rompe la barrera de los 83ºC.

El controlador RGB es decente, hubiese sido mucho mejor poder elegir que leds o zonas de luces a controlar, teniendo configuraciones independientes para ajustarse a las necesidades de cada persona, no cuenta con una cantidad impresionante de efectos ni de personalización, aunque al comparar con el resto de las GPU con RGB se mantiene dentro de lo aceptable.

 

¿Vale la pena el cambio?

La respuesta como siempre es sí y no, porque si vienes de una gama anterior a la serie 1000, tal como 900, 700 o inferior, notarás un aumento de rendimiento increíble, lo mismo si vienes de una tarjeta de AMD como la RX 480 o inferior, siempre y cuando lo que quieras jugar o necesites realizar sea dificultoso con tu actual tarjeta.

El rendimiento ofrecido en 4K por la 1080 Strix sin duda alguna es de los mejores que podemos encontrar, en tanto el 1080p, esta tarjeta no encuentra barreras que no pueda romper en término de FPS y estabilidad, si tu búsqueda de FPS requiere tener lo último en tecnología, sin duda alguna esta tarjeta es para tí, sin embargo, si buscas un rendimiento superior pero sin llegar a tener un rendimiento impresionante en 4K, puedes irte fácilmente por una 1070 o incluso 1060 por la mano de Nvidia, o por una RX 480 en AMD, siempre y cuando no quieras esperar al lanzamiento de VEGA 10.

 

Agradecimientos

Agradecemos a Asus quienes confiaron en nosotros para poder utilizar su GTX 1080 Strix, la cual pasó satisfactoriamente las pruebas que le pusimos en nuestros laboratorios, esperamos seguir colaborando con ellos en futuras reviews.

 

Bienvenidos todos a esta primera review en colaboración con Asus, en esta oportunidad buscamos partir como se debe el 2017, y les traemos el monstruo de tarjeta gráfica, la ASUS ROG Strix GeForce 1080 8GB.   Especificaciones. Dimensiones 298 x 528 x 40 mm Interfaz PCI-E 3.0 X16 CUDA cores 2560 Memory Clock 10010 MhZ Memoria 8 GB Interfaz de memoria 256 bit Conectores de poder 1 x 6-pin, 1 x 8-pin Tipo de memoria GDDR5X Sistemas compatibles Windows xp (SP3) o superior, Mac OSX, Linux Imágenes En nuestro primer vistazo a esta tarjeta, podemos ver por su cara frontal,…
Rendimiento inigualable, buen diseño y temperaturas, ilumiación RGB decente

ASUS GTX 1080 STRIX 8GB

Diseño - 8.5
Rendimiento - 10
Temperatura - 8.5
Software - 7.5

8.6

Genial

Rendimiento inigualable, buen diseño y temperaturas, ilumiación RGB decente

User Rating: 4.43 ( 4 votes)

Comentarios

comentarios

Relaciones públicas GamerChileno, jugador, reviewer, amante de las nuevas tecnologías y ayyyyy lmaoooooo