Minecraft Dungeons, el nuevo título de Mojang, es una apuesta del estudio sueco por llevar el universo de Minecraft hacia otros géneros, esta vez nos traen un Action RPG de tipo dungeon crawler que tiene sentido dentro de su narrativa y de su jugabilidad original. 

Minecraft Dungeons se nutre de los pilares más clásicos de grandes exponentes del género, como Diablo, pero al mismo tiempo trata de ofrecer una experiencia de lo más simple y accesible de manera intencionada. Hay que tener en cuenta que se trata de un juego pensado para todo tipo de público, pero, especialmente, para esos usuarios más jóvenes que son la base de Minecraft, que puede que no se hayan aproximado nunca a este género.

La primera medida de Minecraft Dungeons es acabar con las clases de personaje iniciales de las que te puedes arrepentir a las pocas horas y limitan las armas o habilidades que puedas utilizar. La especialidad de cada personaje la marca sus piezas de equipo y las diferentes estadísticas que ofrecen. Es una fórmula sencilla, accesible y que deja probar todas las posibilidades de su apartado jugable en el momento que quieras.

Esto quiere decir que probablemente encontramos uno de los dungeon crawler más simples de la historia, aun así este juego te cautivará con su estética Minecraftiana y posibilidades de su jugabilidad, ataques cuerpo a cuerpo, a distancia, loot, habilidades, efectos de estado, y progresión de personaje, cosas “esenciales” de un ARPG. Aunque, Minecraft: Dungeons se lo lleva a su terreno para darle un giro de tuerca y hacerlo lo suficientemente simple para que hasta un niño pueda hacerse en unos minutos con el funcionamiento del juego y no se atasque conforme avanza la aventura, y me parece uno de los grandes aciertos de su propuesta.

Olvídate de tener que distribuir puntos cada vez q subas de nivel y decidir con mucho cuidado qué habilidad aprender tu personaje o considerar diferentes clases de personaje como por ejemplo: un guerrero, mago, pícaro, etc. porque en dungeon eres una mezcla de todas las clases y tú decides qué “build” utilizar en cualquier momento (incluso en combate)

Minecraft: Dungeons mantiene un sistema tradicional de ARPG en base a experiencia obtenida en la medida tu o los miembros de tu equipo derroten enemigos, conforme subas de nivel obtendrás puntos de encantamiento que sirven para darle efectos especiales a tres de tus seis objetos que se pueden equipar: un arma cuerpo a cuerpo, un arma a distancia, y la armadura completa de nuestro personaje, además de estos tres objetos mencionados, el juego tiene tres espacios en los que se puede equipar artefactos con habilidades de utilidad, todos los objetos se pueden obtener al recogerlos de enemigos derrotados o comprándolos en la tienda del campamento inicial, donde los mercaderes nos darán un artefacto o pieza de equipo al azar por una determinada cantidad de “esmeraldas” las cuales se obtienen derrotando a los enemigos o abriendo cofres y rompiendo vasijas a lo puro estilo “The Legend of Zelda”, todos los objetos tienen diferentes niveles según vas progresando en tu partida y no hay restricción de nivel.

Hay que destacar por último que cualquier punto para encantar una pieza puede ser recuperado en caso de que decidamos destruir un objeto que ya no nos sea útil, por lo que el juego en cierta forma invita a la experimentación permanente y no penaliza al jugador por tomar una mala de decisión dándole forma a su personaje.

El juego tiene una curvatura de aprendizaje cuidadosamente lograda y es que a partir de la mitad del mismo, debemos ponernos a pensar que tipos de encantamiento se ajustan mejor a nuestro estilo de juego o qué tipo de arma nos será más útil para cada situación.

Uno de los puntos más fuertes del juego recae en su multijugador, ya que se puede jugar de manera cooperativa hasta cuatro jugadores de manera local u online, con el único límite que no permite incorporar una sesión con varios usuarios locales a una partida online, en cualquiera de los dos modos, el título administra el nivel de los enemigos en base a un promedio del nivel de los jugadores, mientras que el progreso de la campaña se determina de acuerdo al avance del jugador 1, que hace de anfitrión de la partida, cabe destacar que se pueden rejugar las misiones todas las veces que quieras y el nivel de dificultad siempre se ajusta a la situación del nivel del equipo , el loot que se obtiene durante las partidas es visible por todos los miembros del grupo, pero el juego se encarga de decidir quién puede tomarlo, por otro lado es imposible compartir piezas del equipamiento entre usuarios

durante las partidas el jugador cuenta con tres vidas para terminar una misión, en caso de perder las tres vidas el jugador vuelve al campamento principal sin perder los objetos obtenidos en la misión y se puede preparar para volver a intentarlo (en multijugador las vidas son el equipo completo y solo se pierde luego que todos los miembros estén muertos)

El título en su lanzamiento solo permite jugarlo en linea a través de xbox live pero la gente de Mojang han dejado claro en su nota de prensa que más adelante se añadirán funciones de crossplay con Pc, Ps4, Xbox One y Nintendo Switch mediante un parche gratuito que se encuentra en desarrollo.

En el apartado técnico, Minecraft: Dungeons cumple bien en todos los sistemas, sobre todo en su iluminación, el juego va fluidísimo, se mueve con soltura sin importar la cantidad de enemigos o efectos visuales en pantalla, más allá de que sabemos que la estética general de Minecraft se presta para muchas bromas, el título tiene un apartado artístico maravilloso y muchas veces te sorprende el nivel de gráficos que se pueden lograr con un estilo tan acotado , en cuanto su duración el juego puede durar entre 5 a 8 horas en las cuales viviremos aventuras en distintos tipos de entornos.

Cabe destacar que cada mapa se genera de manera aleatoria en cada ocasión y cada región ofrece elementos de equipamiento específicos, por lo que aun si estás buscando un tipo de arma en particular y necesitas jugar un mismo nivel varias veces, no habrá dos partidas iguales, ese aspecto con la constante búsqueda de mejor equipamiento lo hacen un título muy rejugable, más aún cuando accedes al contenido “end game”, pues cada vez que te terminas el juego se desbloquea una dificultad superior, la cual no solo brinda objetos de nivel más alto sino que te permite objetos que no están disponibles en la primera partida, y como extra, aparecen  mazmorras gigantes que se prestan a mucha exploración.

A modo de resumen te podemos decir sin alguna duda que Minecraft: Dungeons es un juego super entretenido, ideal para cooperativo local u online, tiene la ventaja de amoldarse a todo tipo de público, es entretenimiento casi ilimitado.

 

Comentarios

comentarios