La noche del recién pasado jueves tuvo lugar la transmisión de The Game Awards 2020. El evento, creado por Geoff Keighley, fue realizado en esta ocasión sin público y mediante streaming en más de 40 medios debido a la situación mundial. La noche prometía traer sorpresas, sin embargo, quedé con la sensación de que faltó algo. Quizás mi queja no es hacia el evento en sí, ya que no es su culpa que no haya más que mostrar, pero de todas formas me hubiese gustado ver más.

Sydnee Goodman presentando The Game Awards

Cabe decir que esto no es un resumen, si no que una opinión muy personal ante lo presentado.

Sentimientos encontrados

Lo primero que quiero mencionar son los adelantos. Hay una cantidad inmensa de juegos por venir, y varios de los trailers me emocionan, pero hay otros varios que no. Sin mentir, todos los avances me parecieron hechos con amor (claro, su objetivo es vender), pero eso no quiere decir que quiera jugar sus productos.

En el pre-show vimos el adelanto de Tchia, un llamativo juego con ambientación tropical. Muy bonito y todo, pero al verlo sólo pude pensar en Moana. Reconozco que es un gran problema para los creadores hacer algo que no haya existido antes, pero esta similitud es imposible de ignorar. Quizás un juego de Moana estaría bien, sin embargo, un juego que se parezca a esta película corre el riesgo de no ser recordado por sí mismo.

Tchia

Algo parecido siento ante el tráiler de Back 4 Blood, el cual es demasiado similar a Left 4 Dead. Igual no es de sorprender: tiene los mismos desarrolladores, y ese 4 en el medio lo delata. Mi duda es por qué no hicieron otro Left 4 Dead en lugar de crear otro título que en realidad trata de lo mismo. Amo los zombis, pero espero que al momento de jugarlo sea distinto de las historias de siempre, o si no, quedará en el olvido.

Hubo un adelanto que primero ignoré, luego sus imágenes me causaron curiosidad, e inmediatamente volví a ignorarlo: ARK 2. Ya probé jugar la primera entrega, y no fue de mi agrado. Quizás en un futuro le dé una oportunidad al que está por salir, pero ya veremos. No obstante, también se anunció una serie basada en este videojuego, que puede que cause una mejor reacción en mí.

Desde el corazón

Solas en tráiler de Dragon Age 4

El avance que más esperé durante la noche fue Dragon Age 4, pero tengo un gran conflicto. El tráiler no muestra nada. Si ya han jugado Dragon Age: Inquisition, sabrán que uno puede hacerse una idea sobre qué tratará la siguiente entrega, y el adelanto no da más indicios que eso. Sin embargo, siento un hype enorme. Ver a Solas en los últimos segundos hizo mi corazón saltar y gritar “maldito elfo, ya verás”. Creo que, para un fan de Dragon Age, muestren lo que muestren va a ser de nuestro gusto.

También hubo un juego que despertó la nostalgia en mí: Medal of Honor: Above and Beyond. Este juego de realidad virtual, que se lanzó ayer, me recuerda bastante a mi infancia, cuando jugaba Medal of Honor: Allied Assault. Lamentablemente, no tengo los medios para jugar juegos de realidad virtual. Espero que otros lo disfruten, y que sea tan bueno como el que solía jugar años atrás.

Hay otros juegos que me llaman la atención y espero poder jugar algún día: Shady Part of Me, que ya está a la venta, Perfect Dark, It Takes Two, Evil Dead y Road 96. Igualmente, espero poder adquirir la expansión de The Elder Scrolls Online, Gates of Oblivion, y disfrutar pronto los nuevos mapas de Fall Guys y Among Us.

Novedades en Fall Guys

El reconocimiento importa

Debo admitir que, por una parte, me sorprendió que League of Legends ganara en las categorías de Mejor Juego de eSports y Mejor Evento de eSports (League of Legends World Championships). El motivo de esta sorpresa se debe a que últimamente no he escuchado tanto de LoL en comparación a como era hace un par de años.

Por otra parte, no fue una sorpresa para mí que Among Us ganara en las categorías de Mejor Multijugador y Mejor Juego Móvil. Si bien este juego fue lanzado en 2018, saltó a la fama este año. Creo que el reconocimiento que ha recibido en los últimos meses es bien merecido, y he aquí la importancia de los streamers: si no fuese por ellos, muchos aun no conocerían esta obra (incluyéndome).

Creadores de Among Us

Tengo serias intenciones de jugar al ganador en la categoría de Juego con Mayor Impacto, Tell Me Why. Este videojuego de aventuras, desarrollado por Dontnod Entertainment (Life is Strange), merece reconocimiento por incluir un personaje jugable trans, que fue creado con apoyo de la organización sin ánimo de lucro GLAAD. Es de suma importancia que las comunidades consideradas como minoritarias tengan representación en la sociedad, y esto incluye el ámbito de los videojuegos. Además, aunque solo hayan pasado unos pocos meses desde su fecha de lanzamiento, las críticas son buenas.

The Last of Galardones

No puedo terminar esta sección de premios sin hacer una gran mención a The Last of Us: Parte II. Desde antes de la entrega de los premios, prácticamente todos sabíamos lo que iba a suceder, por lo que realmente ni a mi ni a nadie que conozca nos sorprendió. De hecho, fue el ganador en 7 categorías: Mejor Juego de Acción/Aventura, Mejor Interpretación, Mejor Narrativa, Mejor Diseño de Sonido, Premio a la Innovación en Accesibilidad, Mejor Dirección, y el esperado GOTY (Juego del Año).

Presentación de GOTY

He visto opiniones tanto a favor como en contra de esto. Si bien algunos dicen que se lo merece, otros dicen que es un juego sobrevalorado. Pero debo decir que el GOTY no premia al mejor juego, ya que no creo que tengan comparación. El GOTY es el juego que más reconocimiento ha tenido, y The Last of Us ha sido un juego del que se ha hablado bastante. Además, la votación fue hecha por los fans, así que es el resultado de la democracia.

Derribando el mito

Los videojuegos no tienen precisamente una buena reputación en cuanto a las consecuencias en la salud de las personas, y si bien en los últimos años se han publicado estudios con respecto a los beneficios que tienen, aun no es suficiente para derribar el mito de que son perjudiciales. Es por esta razón que quiero mencionar a Checkpoint, una organización benéfica que proporciona recursos sobre salud mental a la comunidad gamer. La salud mental aun tiene un largo camino por recorrer a nivel mundial, y realmente me emociona que alguien haya desarrollado esta iniciativa en una comunidad que debe luchar contra el estigma.

Checkpoint

El neurocientífico Adam Gazzaley también ha hecho su aporte para luchar contra la depresión y la ansiedad mediante la propuesta de utilizar los videojuegos como medicina. Con este objetivo es que fundó Akili Interactive, una compañía que combina la ciencia y los videojuegos, con los que se puede estimular y recompensar al cerebro, además de luchar contra la falta de atención.

En resumen, no todo es blanco y negro. Sí, The Game Awards 2020 me dejó con la sensación de querer más, pero no todo fue malo. Es más, la culpa no es de ellos, ya que sólo pueden mostrar lo que hay. Si los desarrolladores de videojuegos aun no tienen más material para asombrarnos, supongo que tendrán sus motivos, como en el caso de Dragon Age 4, que aun tiene un largo camino por recorrer antes de su estreno. Lo que rescato de esta noche es que he podido conocer proyectos que desconocía, y he podido ser testigo del amor que tienen los desarrolladores y los fans por los videojuegos.

Comentarios

comentarios