Cualquier sistema operativo se guarda un generoso espacio del disco duro para que sus aplicaciones internas y archivos de sistema funcionen correctamente. Después del fin de semana de testeo que han tenido algunos medios pudiendo probar a fondo Xbox Series X, se han desvelado algunos aspectos importantes de la próxima consola de Microsoft, como la velocidad de carga de sus juegos retrocompatibles o la mencionada cantidad de memoria interna que quedará libre para el uso.

Xbox Series X viene con 1TB de almacenamiento interno, pero como es habitual, no tendremos toda esa cantidad de memoria a nuestra disposición. El portal IGN ha profundizado en el espacio de memoria que tendremos tras un fin de semana testeando la nueva consola de Microsoft, y han observado que el usuario solamente tendrá 802 GB a su disposición para poder guardar partidas; el resto lo usará el sistema para su correcto funcionamiento.

Xbox Series X tendrá 1TB de memoria, pero el usuario solo tendrá 802 GB útiles

Como dato curioso, también detallan al espacio que se añade al utilizar la expansión de almacenamiento Seagate de 1TB, que nos aporta un total de 920GB de capacidad ampliable. Aunque hay que tener en cuenta que esta tarjeta de memoria para guardar partidas e instalaciones tiene un precio de 200 dolares. Ante esa costosa inversión, el medio norteamericano detalla la posibilidad de poder utilizar un disco duro externo USB 3.1 para almacenar los títulos de próxima generación y poder transferirlos; aseguran que la transferencia entre la SSD NVME de Xbox Series X y una unidad USB 3.1 es bastante rápida.

La nueva generación está cada vez más cerca, y que algunos medios internacionales ya tengan la máquina en su poder es una de las mayores evidencias.

Comentarios

comentarios